Una mirada al Autismo desde las Constelaciones Familiares

Desde hace unos 9 meses estamos acompañando a familias que tienen niños diagnosticados con TEA (Trastorno de Espectro Autista), desde una propuesta de acompañamiento que se basa en un cuestionario y primera entrevista individual, dos reuniones grupales -una de inicio y otra de cierre de ciclo- y una Constelación Familiar. Con la posibilidad de realizarlo online para quienes viven fuera de Barcelona.

Después de la incertidumbre que genera en los padres el diagnóstico, aparecen el dolor, la negación, la culpa, la rabia y un sinfín de emociones que acuden a sofocar la capacidad para pararse a observar y a desarrollar la gran capacidad de resiliencia que tenemos como humanos.

Es ahí donde nosotras podemos acompañarlos, desde una nueva mirada, donde salir de lo que hasta ahora era lo “normal” para entrar en lo que en cada niño es extraordinario y único. 

Cualquier síntoma nos está contando una historia y ésta la podemos vivir desde la exclusión y el dolor o desde el amor y la oportunidad de abrir un potencial de infinitas posibilidades.

Estos niños vienen a transformarnos y para ello hemos de deshacernos del viejo paradigma para entrar en la esperanza y deslumbrantes perspectivas que se presentan cuando somos abiertos de miras y aprendemos a respetar eso que llevan y acompañarlos para sanarnos como familia y abrirnos a un desarrollo mayor.

¿Qué  miraremos?

Todo aquello que haya generado dolor a los miembros del sistema y que haya generado exclusión real o por juicio.

Estos niños tienen una percepción ampliada de conciencia, son como un aparato de radio con todas las frecuencias abiertas y recibiendo información, es como si tuvieran muchas carpetas pendientes de resolver y somos los adultos los que a través de los síntomas que los niños nos muestran, los que hemos de ir rastreando aquellos menús que quedaron abiertos para poder cerrarlos. 

Solo hace falta tener los códigos de lectura adecuados para recrear el ambiente de aquello que pasó y que está pendiente de reconciliar y ponernos manos a la obra. 

Con la colaboración de

Somos un equipo  de profesionales sensibilizados con el mundo de los niños y nos proponemos acompañarnos para acompañarlos desde un lugar más auténtico.

Nuestro propósito es ampliar nuestra  mirada  y des-cubrir el infinito potencial que nos traen cuando somos capaces de comprender su mensaje, y para ello, decidimos enfocarnos en la solución que, a veces,  está más allá de las apariencias.

Asumimos que somos partes del cambio y que esta transformación empieza por cada uno de nosotros.

En el proceso vamos comprendiendo que, sólo si somos capaces de hacer una pausa para observar a los niños, entenderemos que ellos nos traen las claves para abrirnos a una nueva realidad y a nosotros nos toca encontrar los nuevos códigos de lectura.

y si… ¿nos estuvieran  mostrando las capacidades que en nosotros están dormidas y necesitamos despertar para ser parte implicada en este proceso evolutivo?

Impulsamos una Educación que invite a despertar nuestros potenciales dormidos.